Noticias

05.06.2019
José González felicita y agradece a los ganadores de la décima edición de los Premios Agader por apostar e innovar en el rural gallego
Décimos Premios Agader
Los premios se entregarán el próximo 21 de junio en una ceremonia en el Centro de Formación y Experimentación Agroforestal de Sergude (Boqueixón). Fueron ocho iniciativas las premiadas con 10.000 euros cada una, que deberán reinvertir en el proyecto galardonado

El conselleiro del Medio Rural, José González, felicitó a los ocho ganadores de la décima edición de los Premios Agader a las iniciativas de desarrollo rural. Tras conocerse el fallo del jurado, el conselleiro quiso ser el primero en felicitarlos y agradecerles su contribución a la dinamización del rural gallego, consolidando iniciativas innovadoras que además de crear empleo son una fuente de riqueza para el entorno.

En total son ocho los proyectos seleccionados que recibirán un premio de 10.000 euros cada uno, cifra que deberán reinvertir en la iniciativa ganadora con el objetivo de realizar mejoras, apostar por la conservación o ejecutar actuaciones complementarias. José González destacó la elevada cantidad de proyectos presentados la este certamen, agradeciendo a todos ellos su apuesta por el campo gallego, lo que demuestra que el rural gallego tiene futuro gracias a su potencial. Los galardones se entregarán el próximo 21 de junio en el Centro de Formación y Experimentación Agroforestal de Sergude (Boqueixón).

 

Galardonados

En la categoría de proyectos culturales y de recuperación patrimonial del medio rural, el premiado fue la Fundación Eduardo Pondal, de Ponteceso, por la promoción de la cultura a través de la figura de Eduardo Pondal, con el desarrollo de programas favorecedores del patrimonio material e inmaterial.

En la de juventud, destinada a personas menores de 40 años, el ganador fue la iniciativa presentada por Corazón de Carballo, Granxa Escuela Musical, con sede en Tomiño. Un centro de ocio, tiempo de ocio y servicios que conjuga educación ambiental y educación artística con multitud de áreas de trabajo. El objetivo de esta entidad es transmitir y educar en valores humanos de respeto, igualdad, cuidado de por el medio ambiente y revalorización de las materias primas, área rural y tradiciones.

En el apartado de interés social, destinado a aquellos proyectos orientados a la integración de colectivos desfavorecidos, recibe el premio la Asociación Carabelo, de Lalín, por el programa de apoyo a las familias. Así, dicha asociación fomenta el desarrollo integral, individual, social y grupal de los usuarios, mejorando su autonomía y las habilidades personales, académicas, sociales y laborales para su plena integración.

En la sección de turismo, se alza con el galardón a Asociación Grupo de Desarrollo Rural (GDR) Ribeira Sacra Courel, por el proyecto de desarrollo territorial en los ayuntamientos de Folgoso do Courel, Quiroga y Ribas de Sil, basado en su promoción turística y en el desarrollo del geoturismo, bajo el paraguas de la figura de "Xeoparque Mundial de la Unesco Montañas de Courel".

En cuanto a las iniciativas llevadas a cabo o encabezadas por mujeres, el premio va para Polyesteres Bidasoa, S.L., de Marín, por su trayectoria en los últimos 30 años de esta empresa familiar dirigida por una mujer y con un plantel paritario que apuesta por la calidad, innovación, especialización y respeto de por medio ambiente.

En el sector agroganadero, el ganador es la SAT A Pementeira, empresa ubicada en el ayuntamiento de Padrón, por el cultivo y promoción de pimientos así como el envasado, etiquetado y comercialización en fresco o de productos derivados de su transformación (mermelada y bombones de pimiento), preservando todas las características del producto acogido a la DOP "Pemento de Herbón".

En el de innovación tecnológica, la victoria fue para Gráficas Salnés, S.L., de Cambados, por la fabricación de cajas forradas para embalaje de productos premium (cajas para vinos, alimentación gourmet, perfumes…). Todo esto dentro de un proceso de fabricación que es sostenible desde un punto de vista económico y medio ambiental, usando cartón compacto reciclado como base para a las cajas y el papel del forro procedente de montes sostenibles.

Y, por último, en la categoría de lucha contra el abandono y en pro de la movilidad de tierras, el ganador de este premio es Amarelante, S. Coop. Gallega, de Manzaneda. Se trata de una apuesta por el rural a través de la castaña y del cooperativismo que está llevando a cabo un proyecto de recuperación de castañales abandonados en este ayuntamiento, para el aprovechamiento comercial de castañas frescas, secas y en harina.