Noticias

22.10.2021
La Xunta priorizará la creación de polígonos agroforestales en los 71 ayuntamientos en que la demanda de tierra agraria coincide con la superficie abandonada en sus zonas de parcelarias
El Consello de la Xunta conoció hoy el informe de la Consellería de Medio Rural donde se detallan y se analizan estas zonas preferentes de actuación, al amparo de la Ley de recuperación de la tierra agraria de Galicia. Se comparó la información de la demanda de tierra agraria, recogida a través de la manifestación de interés (MDI) realizada por la Consellería, con la localización de las masas de concentración o reestructuración parcelaria con abandono. Esta movilización de tierras afectaría casi 5.000 hectáreas de superficie con buena capacidad productiva que, en la actualidad, están abandonas o infrautilizadas. También se analizaron las posibilidades de cubrir las demandas de tierra localizadas en la manifestación de interés de proyectos autonómicos de la Consellería a una distancia máxima a la explotación solicitante, dando así cobertura a 102 explotaciones que precisarían cerca de 2.500 hectáreas.

El Consello de la Xunta conoció hoy el informe de la Consellería de Medio Rural donde se detallan y se analizan las zonas preferentes de actuación para desarrollar polígonos agroforestales de iniciativa pública, al amparo de la Ley de recuperación de la tierra agraria de Galicia. Para eso, se comparó la información de la demanda de tierra agraria, recogida a través de la manifestación de interés (MDI) realizada por la Consellería de Medio Rural, con la localización de las masas de concentración o reestructuración parcelaria con abandono superior al 50 % de su superficie. Así, se concluyó que en 71 ayuntamientos se podrían desarrollar estas figuras de movilización de tierras, ya que la demanda de tierra agraria puede ser satisfecha con la superficie disponible en zonas de concentración parcelaria abandonada del mismo municipio.

Cabe recordar que la Consellería de Medio Rural lanzó en marzo de este año a Convocatoria de manifestación de interés de proyectos autonómicos, dirigida a identificar proyectos o iniciativas que quieren optar a los fondos del Plan de recuperación, transformación y resiliencia, diseñado por el Gobierno central. En total, se recibieron casi un millar de propuestas que indicaban la localización geográfica de la tierra demandada, que suponen un total de 21.322 hectáreas. Además, fuera de la  MDI, las cinco denominaciones de origen de los vinos de Galicia solicitaron casi 10.000 hectáreas para ampliar sus zonas de producción.

Conocida la demanda de tierra que se precisa en Galicia, la Consellería realizó un nuevo estudio para identificar y cuantificar superficies continuas de concentración parcelaria (las conocidas como masas de concentración) que cumplían con una serie de requisitos– establecidos en la Ley de recuperación de la tierra agraria de Galicia– y que pudieran ser empleadas para establecer polígonos agroforestales y, por lo tanto, dar respuesta la esa demanda de tierras. Así, se determinó que Galicia cuenta con 707 masas de concentración parcelaria abandonada –que suponen una superficie de algo más de 24.000 hectáreas concentradas en 88 ayuntamientos– para poner a la disposición de aquellas explotaciones que lo precisen mediante la puesta en marcha de polígonos agroforestales.

De esta forma, a través del presente informe se cruzaron los datos de oferta y de la demanda de tierras para poder determinar las zonas preferentes de actuación. Así, se concluyó que hay 71 ayuntamientos en los cuáles se podría dar cobertura la esa solicitud de terreno para ampliar la base territorial de las explotaciones de la zona. Esta movilización de tierras afectaría casi 5.000 hectáreas de superficie con buena capacidad productiva que, en la actualidad, están abandonadas o infrautilizadas.

Por otro lado, el informe que hoy se presentó en el Consello de la Xunta también analizaba las posibilidades de cubrir las demandas de tierra localizadas en la MDI a una distancia máxima a la explotación solicitante. Así, de las 994 solicitudes que demandan tierras geolocalizadas a nivel de ayuntamiento, 519 solicitudes indicaban una distancia máxima respeto a la explotación para localizar las tierras demandadas. Teniendo en cuenta la disponibilidad de terreno, la Xunta podría priorizar la delimitación concreta de polígonos para 102 explotaciones (8 agrícolas, 76 ganaderas, 8 forestales y 10 mixtas) que demandan cerca de 2.500 hectáreas en un área en que existen concentraciones parcelarias con abandono. Además, se tendrán en cuenta otras 39 explotaciones para las cuales existe superficie disponible en concentración parcelaria a menos de un kilómetro de la distancia máxima que requieren para ampliar su base territorial, las cuales supondrían la movilización de otras 855 hectáreas de terreno.

Por lo tanto, teniendo en cuenta la tierra que se puede movilizar en ayuntamientos y por explotaciones, hablamos de la creación de polígonos agroforestales que pondrían en valor como mínimo 5.000 hectáreas de superficie de buena calidad que, actualmente, están abandonadas o infrautilizadas.

Demanda de tierra
Cabe recordar que la Xunta recibió, al amparo de la MDI, cerca de 1.500 iniciativas –entre encuestas simplificadas y proyectos– de pequeñas y medianas empresas que quieren optar a los fondos del Plan de recuperación, transformación y resiliencia, diseñado por el Gobierno central. De todas ellas, un total de 994 indican la localización geográfica de la tierra demandada y suponen la puesta en valor de 21.322 hectáreas.

De este total, algo más de 13.200 hectáreas demandadas son para la orientación productiva ganadera, más de 1.900 hectáreas demandadas son para la orientación productiva agrícola y algo más de 1.400 ha para producción forestal. La estas cifras habría que sumarle otras más de 4.700 hectáreas que compatibilizarían producción mixta. Además, la mayores de estos proyectos formulados a la MDI, las cinco denominaciones de origen de los vinos de Galicia solicitaron casi 10.000 hectáreas para ampliar sus zonas de producción.